SURCO

¡Bienvenidos a Nuestra Guía!

El objetivo de esta web es promocionar todos los negocios del distrito a fin de que los vecinos surcanos tengan a su alcance la diversidad de los mismos.

El distrito peruano de Santiago de Surco es uno de los 43 distritos de la Provincia de Lima, ubicado en el Departamento de Lima. Limita al norte con el distrito de Ate y el distrito de La Molina, al este con el distrito de San Juan de Miraflores, distrito de Villa María del Triunfo al sur con el distrito de Chorrillos y al oeste con los distritos de San Borja, Surquillo, Miraflores y Barranco.

Surco es el Distrito más limpio del Perú.

El pueblo de Santiago de Surco fue una de las primeras reducciones de indios creadas en el Perú con la de la Magdalena en el siglo XVI por el virrey Francisco de Toledo.

Hasta inicios del siglo XX, fue un poblado campestre rodeado de la haciendas Surco y San Juan. Fue fundado como distrito el 16 de diciembre de 1929, según Ley N° 6644, siendo entonces Presidente de la República, don Augusto B. Leguía.

Con la construcción de la Iglesia Santiago Apóstol, desde 1571 tradicionalmente el pueblo celebra los festejos por Semana Santa, durante nueve días. Esta tradicional celebración se inicia con la procesión del "Señor del Triunfo" montado en su burrita "Blanca Nieves", éste recorre las principales arterias de la zona del cercado.

En Viernes Santo, la Imagen del "Santo Sepulcro" recorre las calles del Cercado, en hombros de más de 100 cargadores. El mismo día, a las cuatro de la tarde sale en procesión "El Señor de la Resurrección". A su paso se pueden apreciar gigantescas alfombras de flores especialmente diseñadas por fieles que vienen desde distintos lugares del país.

La Fiesta del Pueblo es también una celebración importante en honor a Santiago Apóstol y a la Virgen del Carmen. Ese día, el 25 de julio se realizan misas, retretas, desfiles, ferias, etc.

Como se sabe, las fértiles tierras del valle surcano, producían excelente uva quebranta en su mayoría, así también uva Italia, moscatel y borgoña, cuya calidad competía con las mejores a nivel mundial.

Las haciendas productoras por excelencia de este fruto eran las de Higuereta, Chama y Vista Alegre. Fue así que los propietario decidieron industrializar su producto convirtiéndolo en vino para la celebración de las fiestas cívicas y religiosas.

De todas esta haciendas que nos llevaron a convertirnos en los primeros productores de vino, aún quedan en pie los Fundos San Lorenzo, Cruz Blanca, Carlinni y Ugarelli. El resto que fueron reducidas a áreas de propiedad de las familias Carlini, Ugarelli, Marengo, Lariena, Semorille, Clark, Razzeto, Agapito y Cuya.